Sánchez Costa es reelegido presidente de SCC con el apoyo del 94% de los socios

La Asamblea de Socios aprueba las cuentas, valida el plan estratégico y refuerza la Junta de la entidad principal entidad constitucionalista

 

Nueva etapa en Societat Civil Catalana, marcada por el equilibrio entre la continuidad y la renovación. Tras un año al frente de la principal entidad constitucionalista en Cataluña, Fernando Sánchez Costa fue reelegido presidente por el 93,5% de los socios que participaron ayer por la tarde en la Asamblea anual -que se celebró de forma telemática. 
 
Sánchez Costa expuso el plan estratégico del nuevo curso, y presentó la candidatura de la Nueva Junta, que ha sido notablemente renovada y ampliada. Cabe destacar la incorporación de Elda Mata -presidenta territorial de SCC en Girona- como Vicepresidenta segunda de la entidad y responsable de Ciudadanía y Acció cultural. También se suma al proyecto el comunicador Joan López Alegre, la catedrática de historia en la UB María Ángeles Pérez Samper (que fuera presidenta de la Asociación Española de Historia Moderna), el presidente de la Asociación Ciudadana Progresista, Pedro Fernández, o la profesora y activista constitucionalista Chantal Moll.  
 
El presidente de Societat Civil Catalana resaltó el equilibrio ideológico de la nueva Junta y estableció tres grandes objetivos para el próximo curso, de acuerdo al plan estratégico avalado por el 94% de socios. En primer lugar, reforzar la entidad, para hacerla eficaz en su misión de trabajar por una Cataluña plural. En segundo lugar, Sánchez Costa subrayó que SCC debe ser la “voz civil firme, serena y nítida de los millones de catalanes que se sienten comprometidos con Cataluña y con el proyecto común español, y que durante 40 años han sido invisibilizados tanto en Barcelona y como en Madrid”. Para ello, la entidad insistirá en su decálogo de reivindicaciones constitucionalistas. "Nuestra misión no es convencer a los independentistas, sino dar voz clara a esa mayoría de catalanes que se identifican con los valores constitucionales. Y hacerlo también de tal manera que contribuyamos a configurar un futuro en común inclusivo para todos los catalanes". 
 
El tercer gran objetivo de SCC, de acuerdo a su presidente reelegido, es crear contenidos culturales y audiovisuales. “Sembrar con paciencia y excelencia una cultura alternativa a la del nacionalismo. Promover, frente a la cultura de la desconexión, la cultura del vínculo, a fin de acabar logrando un cambio de marco cívico y político en Cataluña”. Para ello, SCC liderará la conmemoración de los Juegos Olímpicos del 92 (“la demostración de que la mejor Cataluña emerge cuando se coopera y no cuando se confronta”) y pondrá en marcha premios, becas, edición de libros y cómics, rutas de memoria compartida o la iniciativa Puente Cultural Barcelona - Madrid. Además, se profundizará en la transformación digital y la generación de contenidos audiovisuales para redes. 
 
La nueva Junta estará formada por 24 miembros, y contará con un Comité de Coordinación más reducido para su operativa a corto plazo. Álex Ramos continúa como Vicepresidente primero, responsable de Sectorial e Internacional, mientras Xavier Marín mantiene la Vicepresidencia Tercera, encargada de Territorial, Organización y Activismo. Juan Arza continúa como tesorero mientras Manuel Miró lo hace como secretario. Revalidan sus responsabilidades también Ángela Herrero, Sonia Reina, Martín Gurría, Sandra Tirado, Rocío León, Félix Pérez Romera, Fran Jurado y Toni García Pérez. 
 
La nueva Junta recupera a dos personas que habían sido parte de la dirección de SCC en el pasado: el economista Ferran Brunet y la periodista Anna Grau, incorpora a Alberto Olano como responsable de desarrollo institucional y a la exsenadora María Jesús Sequera como encargada de Municipalismo y Deportes. Finalmente, promociona a José Gutiérrez y a Eladio de Miguel, que hasta ahora habían asumido responsabilidades orgánicas sectoriales en SCC. 
 
De los 350 socios compromisarios que tiene la entidad, participaron en la Asamblea de ayer 88, lo que supone un 25,2% del censo posible. El informe de gestión obtuvo un 94% de apoyo de los participantes. Las cuentas de 2019 un 87% y el presupuesto para el próximo año fue avalado por el 93% de los votos. Sánchez Costa remarcó finalmente el esfuerzo de “unidad y de recosimiento que ha demostrado la entidad a lo largo del último año y que nos permitirá trabajar con eficiencia en el curso que se abre”.

 

 

 

 

 

Editorial SCC

Jóvenes disidentes en la UAB.

Viernes, Diciembre 16, 2016 - 20:45

En un contexto en que el espacio público en general y el educativo en particular están  copados por el nacionalismo, la emergencia en el campus de Bellaterra de un pequeño colectivo de estudiantes que alza la voz en defensa de la convivencia de Cataluña con el resto de España ha resultado imposible de digerir para los cachorros más reaccionarios del separatismo y del (sorprendentemente) autodenominado “antifascismo” que hasta ahora, y desde hace demasiado tiempo, campaban a sus anchas por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

Desde que se constituyó (hace unos pocos meses), la Agrupación de Jóvenes de Societat Civil Catalana de esta universidad (SCC-UAB) ha sufrido tantas agresiones como iniciativas públicas ha promovido. Los integrantes de todas las carpas desplegadas han sido ferozmente increpados, como se puede ver en este ilustrativo vídeo (https://www.youtube.com/watch?v=2m5w7ECnLZI).




Mejorar España o Destruir Cataluña.

Miércoles, Noviembre 16, 2016 - 18:23

Desde Societat Civil Catalana queremos expresar nuestra preocupación por el hecho de que una parte significativa de las cargos y autoridades locales y autonómicos en Cataluña estén utilizando impropiamente su poder para emprender acciones manifiestamente ilegales incurriendo, a la vez, en un evidente despilfarro de recursos públicos. Nos parece especialmente condenable la vulneración del principio democrático de neutralidad de las instituciones, en las que con frecuencia los símbolos partidistas desplazan a los oficiales de todos los catalanes, se hacen apelaciones a la desobediencia y a la transgresión de las leyes y resoluciones de los órganos judiciales y se fomenta el desprecio al actual marco constitucional tratando de devaluar su trascendencia y relevancia.

El populismo nacionalista está incurriendo en un claro y manifiesto abuso del poder que detenta. Sus dirigentes públicos se aprovechan del cargo y de las atribuciones inherentes al mismo frente a los que se encuentran en situación de dependencia o subordinación y tratan, además, de influir en los ciudadanos en beneficio de una determinada ideología. Es corrupción política de tintes totalitarios.  




Puigdemont no puede seguir siendo el presidente de la Generalitat.

Miércoles, Septiembre 28, 2016 - 23:08

Societat Civil Catalana muestra su preocupación por el plan de gobierno que ha presentado hoy Carles Puigdemont ante el Parlamento de Cataluña.

En su intervención el Sr. Puigdemont ha afirmado que el Gobierno de la Generalitat ya trabaja en la elaboración de todo aquello que es preciso para proceder a la declaración de independencia de Cataluña. Se trata de un desafío expreso no solamente a la Constitución sino también al Tribunal Constitucional, quien ha anulado la hoja de ruta secesionista y ha prohibido que se dé cualquier tipo de apoyo al proceso de secesión.

El proyecto de gobierno que se ha presentado ante la Cámara autonómica no es más que el detalle de un golpe de Estado que implicaría la ruptura unilateral de la soberanía española y el intento de imponer sobre Cataluña y los catalanes la autoridad de los secesionistas en contra tanto del Derecho interno como del Derecho internacional.




El desafío separatista y la gobernabilidad.

Jueves, Septiembre 1, 2016 - 14:23

De los muchos desafíos a los que se enfrenta España en estos momentos, el más grave es el que plantean los separatistas en Cataluña. Lo es, en primer lugar, porque afecta a la existencia misma de España como Estado y al mantenimiento de la comunidad política soberana que formamos todos los españoles; y en segundo término porque de consumarse el terremoto político anunciado por los nacionalistas catalanes los perjuicios económicos y sociales afectarían al conjunto de los españoles y a la estabilidad europea. Finalmente, lo es porque las administraciones públicas catalanas de una forma expresa han escenificado su rechazo a ser consideradas ya como administraciones españolas y aparentan actuar como instituciones de un Estado independiente.




 

SOCIETAT CIVIL CATALANA
Asociación Cívica y Cultural

Còrsega 270, 3r 5ª
08008 Barcelona
SPAIN

T · +34 93 624 32 37
info@societatcivilcatalana.cat